Top Bar Left

Francisco Leal Quevedo, "El Mordisco de la media noche"
El mordisco de la media noche recibió el Premio Barco de Vapor-Biblioteca Luis Ángel Arango en 2009. Francisco Leal Quevedo, su autor, nos envió esta pequeña autobiografía.
 
Apreciado lector:
 
Los datos fundamentales de mi vida están en Internet, tengo una página que te está esperando: www.franciscoleal.net. Por ello no voy a hacerte perder tiempo repitiendo aquello de dónde nací y cuánto hace. Hoy quiero contarte otras cosas más personales.
 
Empecé a escribir a los seis años, cuando alguien me regaló una pequeña imprenta de letras de caucho. Con ella publiqué artesanalmente mi primer cuento, hice unas veinte copias, que entonces me parecieron muchas, para regalarlas a parientes y amigos. Con ellas saturé mi mercado. Ahora publico con varias editoriales y mis libros llegan a otros países. Será imposible saturar ese mercado.
 
Viajo mucho por mi país y por otros. A veces creo que nací con una maleta en la mano. Voy por los más diversos lugares, siempre a la caza de buenos relatos. Un sitio interesante puede inspirarme una buena historia. Así nacieron las tres Aventuras, al contacto mágico con el Amazonas, Tierradentro o Cartagena. El camino de Matilde surgió de un viaje a los Llanos Orientales. El Mordisco de la medianoche nació en la Alta Guajira. Y Los secretos de Hafiz Mustafá, en la milenaria Estambul.
 
También vivir en una ciudad es un viaje permanente. Ahora escribo una aventura que ocurre en Bogotá, muy cerca de donde vivo, en el Centro, en una alta torre de treinta y siete pisos. Cuando no estoy de viaje, mi mejor paseo es hacer visitas de autor, voy a los colegios a encontrarme con mis jóvenes lectores. Procuro que cada encuentro sea una fiesta, para ellos y para mí.
 
Antes sabía bien quién era: un médico de experiencia, profesor universitario, que escribía libros. Mi vida ha cambiado mucho en los últimos diez años. Ya no se si soy escritor-médico, o médico-escritor. Ahora me es imposible separar mis dos mitades. Mis días están llenos de niños y jóvenes. En las mañanas escribo para ellos, en las tardes los atiendo como médico. A veces les receto libros junto con otras medicinas. No sé con cuál se curan mejor, sospecho que con los libros. La mitad de mi vida es un cuento, la ocupo en escribirlos.
 
Si quieres saber más de mí y de mis libros, escríbeme: escritor@franciscoleal.net. Me comprometo a responderte.